Terminología que un periodista en estado de crisis, emergencia y desastre debe manejar

El seminario “Periodismo en crisis, emergencias y desastres” organizado por el Instituto de RTVE ha contado con la presencia de profesionales pertenecientes a distintas organizaciones de intervención internacional en distintos tipos de desastres y emergencias que nos han explicado su forma de intervención, su organización, sus planes de actuación y de qué forma consideran que, los periodistas, deberíamos estar presentes en dichos desastres y para qué.

Apertura seminario Periodismo de crisis, emergencias y desastres

Apertura del Curso con César Sanz, Carmen Limiñana y Graziella Almendral

Pedro Arcos, miembro de la Unidad de Investigación en Emergencia y Desastre (UIED). Departamento de Medicina de la Universidad de Oviedo y miembro SEMHU, abría el Seminario con la aclaración de conceptos básicos que debemos tener en cuenta:

* Emergencia/Incidente con múltiples víctimas: Situación que amenaza gravemente la sald o la vida de un grupo de individuos y precisa intervención inmediata. Incidente con múltiples víctimas (<10 víctimas).

* Desastre/Catástrofe: Disrupción grave del funcionamiento de una comunidad que causa amplios daños humanos, materiales, económicos o medioambientales que exceden la capacidad de la comunidad afectada para hacerles frente con sus propios recursos (ISDR, 2004).

Para los interesados nos ha comentado que existe una Base de Datos Mundial de Desastres (EM-DAT) y nos invita a visitarla.

La diferencia básica entre emergencia y desastre es que sólo se considera desastre aquellos sucesos en los que existan múltiples víctimas, haya que movilizar recursos porque se sobrepasan los recursos propios. Todo lo demás es considerado emergencia y no desastre.

* Afectados: Aquella persona que necesita asistencia inmediata durante un periodo de emergencia (comida, agua, refugio, saneamiento ambiental o asistencia sanitaria).

* Víctima: Se consideran víctimas el número de muertos más el total de afectados. Se considera muerto al número de personas confirmadas muertas, desaparecidas o presumiblemente muertas. (Se sobreentiende que entre el número total de desaparecidos un porcentaje se encontrará finalmente fallecidos).

* Resiliencia: Capacidad de un sistema, comunidad o sociedad potencialmente expuesta a una amenaza o peligro para adaptarse, mediante resistencia o cambio y lograr o mantener un nivel aceptable de funcionamiento y estructura. (ISDR-2004).

La finalidad es buscar la resiliencia, crear comunidades resistentes a desastres promoviendo la conciencia de la importancia de reducir desastres como componente integral de desarrollo sostenible. La persecución es reducir pérdidas humanas, sociales, económicas y ambientales por desastres naturales, tecnológicos y ambientales.

Pedro Arcos nos ha hecho una clasificación de desastres según origen (naturales, teconológicos, o causados por el hombre) y según cronología (comienzo súbito o de desarrollo lento).

* Emergencia Compleja: Situación relativamente aguda que afecta a población civil numerosa e implica habitualmente una combinación de:

– Situación bélica o disturbio civil masivo.

– Inseguridad o penuria alimentaria y

– Desplazamiento de población, produce como resultado del aumento significativo de la mortalidad.

Distribución geográfica de desastres

Una vez aclarados ciertos términos que deben tener claros todos los agentes que intervienen en la situación de emergencia o desastre, Arcos ha querido incidir en la necesidad de que los medios cubran las fases previas a la llamada “de impacto”. Es decir, considera que los periodistas nos centramos en el momento de la catástrofe y no en las fases que llevan a que esa catástrofe suceda, fases previas en las que se puede prevenir, mitigar o preparar de la situación de emergencia o desastre. También señala la importancia de cubrir la fase posterior, aquella centrada en la recuperación o rehabilitación.

El nivel de impacto dependerá del nivel de desarrollo humano del país afectado y los efectos del desastre pueden ser: mortalidad y morbilidad, modificación de patrón de enfermedades transmisibles, daños en instalaciones y programas de salida, daños en infraestructuras básicas, agricultura, ganadería y seguridad nutricional, efectos sobre dinámica de población y sobre la economía y el desarrollo. Respecto a esto, Arcos ha apuntado la necesidad de que los periodistas prestemos más atención a los daños en instalaciones y programas de salida.

Como resumen de los desastres acaecidos señala el aumento de los desastres naturales y tecnológicos hasta el año 2000 y la disminución de ambos tipos después. Aumento de los desastres hidrometeorológicos y emergencias complejas, mortalidad global tanto en desastres naturales como tecnológicos en descensos desde el año 2000, afectados total estabilizados con aumento de los desastres naturales y el descenso de los tecnológicos, mortalidad y morbilidad variable según el tipo de desastre. Deja un dato: el 61% de los desastres con mayor mortalidad son terremotos y el 56% de afectados provienen de inundaciones.

Pedro Arcos señala a las autoridades locales como las responsables de mantener un flujo de información estable para mantener la calidad de la información que parte de fuentes contrastadas. También ha presentado los desastres como una oportunidad para los medios de ayudar:

Desastres como oportunidad para los medios de ayudar

Es responsabilidad de todos aportar lo que podamos dentro de nuestras competencias para colaborar en las situaciones de crisis, emergencia y desastre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s